Alfred Stieglitz

En un principio la fotografía nació como una curiosidad, todo lo más un arte menor, en ningún caso como un arte visual a la altura de la pintura o la escultura; en buena medida hoy sigue siendo así, pero, también, desde muy temprano, fotógrafos como Alfred Stieglitz (1864 – 1946) trataron de hacer de la fotografía un arte mayor, primero explorando sus caracteres pictóricos (pictorialismo) y luego aprovechando los recursos estéticos que la propia técnica fotográfica ofrece.

Stieglitz, nació en Hoboken, Nueva Jersey (EE UU). Se mudó a Alemania con su familia en 1881, estudió ingeniería mecánica, pero pronto se orientó hacia la fotografía. Viajó mucho por Europa, tomando fotografías costumbristas de la vida campesina, y ganándose el respeto de sus colegas como fotógrafo.

En 1893 regresa a Nueva York. Su posición, económicamente desahogada, le permite dedicarse a la fotografía sin necesidad de trabajar para vivir. Entre 1893 y 1896 Stieglitz fue editor de la revista American Amateur Photographer. Ingresó en el New York Camera Club y convertiría su boletín en una publicación seria y metódica conocida como Camera Notes.

No obstante, los clubes fotográficos que había en Estados Unidos no le satisfacían. En 1902 creó su propio grupo: «Photo-Secession»; un grupo muy exclusivo al que solo se podía pertenecer por estricta invitación. Su objetivo era obligar al mundo del arte a reconocer la fotografía como una de las artes. Entre sus miembros se encontraban Edward Steichen, Gertrude Kasebier, Clarence H. White y Alvin Langdon Coburn. Para ello el grupo montó sus propias exposiciones, las «Little Galleries of the Photo-Secession», también conocida como la 291 por encontrarse en ese número de la Quinta Avenida. Además publicó una revista, «Camera Work».

El estilo de las fotos de «Photo-Secession» es muy realista. Se insistía en que las fotos parecieran fotos, dejando la abstracción a la pintura, pero entre 1908 y 1914 vive en Francia, y entra en contacto con la vanguardia artística de le época, sus valores estéticos cambian y matiza el pictorialismo para alcanzar imágenes más «fotográficas», potenciando aquello que permite la técnica y la pintura no es capaz de hacer, y consiguiendo cierto grado de abstracción. Será el canon fotográfico tras el fin de la Primera Guerra Mundial.

Amante primero y esposo después de la pintora Georgia O’Keeffe, haría innumerables retratos de ella, y crecerían ambos como artistas.

Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s