Juan Pando Barrero

La tragedia de la guerra civil en España, la tragedia de la postguerra, la tragedia del franquismo, la tragedia y la barbarie marcaron a toda una generación. Juan Miguel Pando Barrero (1915 – 1992) fue uno de esos fotógrafos que vivió esa época convulsa y la documentó para nosotros; como Agustí Centelles y Robert Capa junto a los que abriría la puerta a una nueva forma del reporterismo de guerra.

Con sólo 16 años entra a trabajar como ayudante en el estudio de Mariano Moreno, un conocido fotógrafo de arte de Madrid. Sus fotos sobre unas maniobras militares, en 1935, y la serie de las capeas en Illana (Toledo), le abrieron las puertas de la Associated Press, agencia para la que trabajó en exclusiva.

A sus 21 años le pilla la guerra civil en el bando republicano. Sus imágenes son publicada en los principales periódicos: ABC de Madrid (republicano), Ahora, La Voz. Documenta la retirada de las familias campesinas de Talavera de la Reina, los combates de Guadarrama, el asedio de Madrid, etc., hasta el final.

Al terminar la guerra, y sin mayores problemas en la España franquista, Pando fundó una agencia gráfica con su nombre. En 1949 recibe el encargo den fotografiar la boda de Lal-la Fátima, una princesa de la casa Alauí, y Muley ben El-Mhedi último jalifa bajo el protectorado, en Tetuán. Gracias a ello podrá realizar una importante serie sobre el Marruecos de la época.

Tras concluir la Segunda Guerra Mundial, Pando se volvió hacia temás más artísticos, imágenes industriales y publicitarias. En vida fue más conocido, sobre todo, por su labor como fotógrafo de arquitectura, y constituye un referente de la industria hidroeléctrica, petroquímica, las obras públicas, la iluminación de monumentos, etc. También tiene fotos de las Regiones Devastadas, la Sección Femenina y la vida política y social de la España franquista.

Pando no publicó ningún libro y sólo montó una gran exposición: «Fotografía, Luz y Vida», en 1968. Su obra se conserva en el Instituto del Patrimonio Cultural de España, en el Archivo Pando, y constituye uno de los principales testimonios gráficos de España entre 1936 y 1993; y de Marruecos entre 1949 y 1977.

Treinta de sus fotos, sobre la Guerra civil, forman parte de la colección permanente del Museo Reina Sofía.

Pando solía trabajar con máquinas de medio formato (Rolleiflex y Hasselblad) para las fotografías de reportaje, y dejaba las de de gran formato (Speed Graphic y Linhof Technika) para el paisaje y la fotografía de monumentos.

Radical enemigo del fotomontaje sus fotos nos permiten extraer información sobre la situación lumínica y climatológica en el momento de la toma.

Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s