Agustí Centelles

A veces a uno lo arroya la historia. Agustí Centelles Ossó (1909 – 1985) vivió una de las épocas más convulsas de la historia de España, y de Europa, y las registro, mientras pudo, con su cámara.

Valenciano de nacimiento, y barcelonés de adopción, sus problemas de salud apenas le permitieron ir al colegio, por lo que su formación es, prácticamente autodidacta. Comenzó a trabajar desde muy niño, y en condiciones laborales muy precarias, lo que desarrolló en él una gran sensibilidad hacia las cuestiones sociales.

A los quince años ingresa en la Agrupación Fotográfica de Cataluña, donde aprende a revelar negativos, y entra a trabajar como aprendiz en el estudio de Ramón de Baños, que tenía mucha clientela entre gente importante. Pronto comenzó a trabajar para el diario El Día Gráfico, y comenzó su carrera de reportero fotográfico.

En 1927 entró a trabajar en el estudio fotográfico de Josep Badosa, uno de los mejores reporteros gráficos barceloneses de aquella época.

En 1934 comienza a trabajar por cuenta propia, haciendo reportajes que envía a los periódicos, y ya firmando sus propias fotografías. En esa época se hace un fotógrafo valorado y respetado. Sus reportajes recogen la vida de Barcelona durante la II República.

Con el estallido de la Guerra Civil Española Centelles comienza a documentar todo el proceso de la guerra en el bando republicano, desde los primeros acontecimientos en Barcelona el día 19 de julio de 1936, los consejos de guerra, la formación de las milicias, la salida de columnas hacia el frente de Aragón, y toda la guerra desde la toma de Teruel, la batalla de Belchite, o los bombardeos de Lérida a la estancia a los campos de concentración de exiliados españoles en el sureste de Francia. Por esta labor ha sido, frecuentemente, comparado con Robert Capa.

Sus fotos de la guerra eran distribuidas internacionalmente, con un propósito propagandista, para mostrar al mundo el esfuerzo de las fuerzas antifascistas.

Tras la caída de Barcelona pasa la frontera con Francia y fue internado en un campo de concentración, primero en Argelès-sur-Mer y después en Bram. Allí, junto con otro fotógrafo, Salvador Pujol, montó una pequeña cámara oscura clandestina, e hicieron las fotografías que demostrarían las condiciones en las que malvivieron los refugiados.

En septiembre de 1939 Centelles consiguió permiso para salir del campo. La II Guerra Mundial comenzaría en breve. En 1942 entró a formar parte de una organización clandestina compuesta por republicanos españoles y se encargó de la provisión de carnés de identificación para la resistencia francesa.

Descubierto por la Gestapo se exilia en Andorra, y puede esconder su archivo de la Guerra Civil, donde quedarían ocultos hasta 1976. Poco después regresa a España, primero a Reus y en 1946 a Barcelona. Se presentó ante las autoridades, fue juzgado y se le prohibió trabajar como reportero gráfico. Desde entonces trabajaría para otros fotógrafos, y acabaría montando un estudio de fotografía industrial y comercial.

Solo con la llegada de la democracia volvería a recuperar su trabajo de la guerra.

Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s