Charles Harbutt

«No es tarea del fotógrafo cambiar el mundo», dice Charles Harbutt (1935 – ), un fotógrafo que reconocía como referentes los trabajos de la Farm Security Administration y tenía el convencimiento de que «si no quieres fotografiar a los pobres, eres sólo un diletante».

Charles Harbutt creció en Teaneck, Nueva Jersey (Estados Unidos), y se inició en la fotografía de la mano de los aficionados del club de la cámara de Towsnhip.

En 1956 entra a trabajar como redactor en la revista «Jubilee», y comienza a hacer reportajes sobre el mundo de la educación, los jornaleros inmigrantes, las minorías de color en los Estados Unidos y la lucha por los derechos humanos en el sur del país. Si bien comienza haciendo, también, artículos escritos al final se destacan por la fotografía porque el «fotógrafo porque el fotógrafo debe estar allí».

En 1959 participa en un programa de documentación de la revolución cubana. En 1963 entra a formar parte de la Agencia Magnum. Se dedica, fundamentalmente, a la fotografía política y el fotoperiodismo. Publica en revistas como Life, Saturday, Evening Post, Paris Match, Newsweek, Sunday Times, etc.

Documenta la guerra árabe-israelí de 1967, las campañas electorales norteamericanas, los movimientos pacifistas y hace reportajes sobre las cárceles de menores. En 1969, supervisa el libro y la exposición «America in crisis».

En 1973 es designado fotógrafo exclusivo de la Comisión para el Bicentenario de los Estados Unidos; y 1974 elabora su proyecto «Travelog», publicado por la MIT Press.

Su obra ha sido presentada en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y en la Biblioteca Nacional de París. En 1997, su obra fue adquirida por el Center for Creative Photography en Tucson, Arizona.

En 1984 publica su ensayo «Progresso», sobre la vida de la península de Yucatán.

El trabajo de Harbutt está profundamente arraigado en la tradición reportero gráfico moderno. Fue presidente la Agencia Magnum en dos ocasiones. Su obra tiene una fuerte componenda política, sin embargo reconocía que «los procesos de decisión sobre lo que debía fotografiar se reducían a un complejo trabajo de montaje con el mundo como materia prima». Señala que en sus fotografías «en lugar de plasmar el mundo…, me presentaba yo mismo ante él a través de mis obras»; actitud especialmente reconocible en la serie «Travelog». Dirá «yo no capto las imágenes; las imágenes me captan a mí».

Será tras la exposición «The Family of Man» y de la publicación de «Americans» de Robert Frank, cuando se produzca ese cambio de la fotografía política y social hacia una visión más íntima del mundo, tomando conciencia de sus limitaciones para cambiar el mundo. No es pues, solo una fotografía política, ideológica, al servicio de la propaganda, es una apuesta personal.

Fuentes:

Anuncios

Un comentario en “Charles Harbutt

  1. Pingback: Charles Harbutt | Cada día un fotógrafo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s