El cisma del ajedrez: La asamblea de Murcia 1990

Así como la FIDE aprovecha las olimpiadas para hacer sus asambleas generales la GMA aprovechó los torneos de clasificación para la segunda copa del mundo. Se celebraron asambleas en Belgrado 1988 y en Palma de Mallorca 1989. En la asamblea de Palma de Mallorca ya estaban perfectamente definidas las dos corrientes que había dentro de la GMA, una que defendía la delimitación de competencias y la cooperación con la FIDE, sostenida por Bessel Kok y Timman, y otra partidaria de la ruptura con la FIDE y el control del ciclo mundial, interzonal y candidatos incluido, defendida por Kaspárov. Aunque el votos estas posturas estaban empatadas en la junta directiva la ruptura sólo la defendía Kaspárov, pero esto fue suficiente para que en la asamblea de Palma de Mallorca saliese triunfadora. No obstante, esto significaba el enfrentamiento con la FIDE. Nunca se logró controlar el ciclo del campeonato del mundo, he incluso el propio Kaspárov tenía actitudes contradictorias. Al mismo tiempo que amenazaba con no jugar el mundial en Lyon, como presidente de la GMA, se reunía con el alcalde de Lyon como campeón del mundo. Kaspárov, y otros miembros de la GMA, negociaban los contratos según sus intereses, y nunca estaba muy claro cuándo actuaba como Presidente de la GMA y cuándo como campeón del mundo. El enfrentamiento había desprestigiado a la GMA y cuando llegó la asamblea de Murcia las cosas no eran las mismas.
En junio de 1990 se celebró una gran asamblea de la GMA en Murcia. Se trataba de organizar un gran festival del ajedrez con la organización del Interzonal para el campeonato del mundo incluido. El problema era que la GMA no podía organizar ningún interzonal. Además se incluía un torneo abierto de la GMA, dos encuentros de Kaspárov, uno con Boris Gélfand y otro con Valery Salov, unos cursos de Kaspárov en Murcia para jóvenes promesas y entrenadores y una asamblea de la GMA. Todo ello quedó firmado en un protocolo el 5 de abril entre el Kaspárov y el Presidente de la comunidad autónoma de la Región de Murcia. Sin embargo todo quedó en una tormenta de verano. El interzonal se celebró en Manila. Los encuentros de Kaspárov se quedaron en uno y contra Lev Psajis, mucho menos atractivo. El abierto de la GMA apenas contaba con jugadores de élite, aunque fue muy duro. Fue un torneo de Ajedrez Rápido a 30 minutos del que faltaron muchos grandes nombres porque estaban preparando el interzonal de Manila. Y la asamblea de la GMA fue tu fracaso para Kaspárov.

Un evento de esta naturaleza debería haber tenido una gran repercusión en los medios de comunicación, pero lo cierto es que pasó sin pena ni gloria. No ayudó que sus fechas coincidieran con la celebración del Mundial de Fútbol de aquel año. Kaspárov acusó a la FIDE de boicotear todas sus iniciativas. Lo cierto es que Murcia nunca llegó a solicitar el Interzonal, a pesar de las advertencias de la FIDE. Por lo visto la GMA les había dicho que existía un acuerdo entre Campomanes y Bessel Kok para cederles la organización del interzonal, pero no era cierto, cosa que reconoció Kok en una carta a Kaspárov fechada el 21 de abril. Kok no estaba de acuerdo con la elección de Murcia para organizar el evento, ya que era una ciudad pequeña sin suficiente proyección internacional, para dar proyección a su empresa financiera (SWIFT), y se negó a patrocinarlo. El 7 de mayo la GMA renunció en una circular a la organización del Interzonal. Kaspárov, el mayor gancho publicitario del evento, abandonó Murcia para ocuparse de sus asuntos en EE UU. En la ceremonia de clausura no estuvieron ni Kaspárov, ni Kok, ni el presidente de la Región de Murcia. Pero lo más importante para la historia de la GMA fue la celebración de la asamblea general.

Las asambleas de la GMA eran, de por sí, un caos. Ya en Palma de Mallorca había habido problemas: «en Palma de Mallorca pagamos por la manera que tiene Gary de afrontar las cosas, entrando de cabeza, y eso con, frecuencia, nos pone en situaciones límite», afirmó un dirigente de la GMA. Pero en Murcia todo se desbarató. Comenzó a tenerse la conciencia de que «o se decidían y se comprometían con algo de una vez por todas, o nadie cargaría de nuevo con el mochuelo de una asamblea de retraídos».

El punto de toque era el llegar a un acuerdo de con la FIDE, que les garantizaba la autoafirmación y el reconocimiento explícito de la FIDE. Esta era la postura de Kok, pero Kaspárov se negaba a esto. Se negó en Belgrado, en Palma de Mallorca y se negaba ahora. Kaspárov veía a la GMA como a una organización bajo sus órdenes. Se había de hacer su voluntad. Boris Spassky acusó a Kaspárov de tener una «mentalidad bolchevique», que debía abandonar para tener una actitud democrática. Críticas muy mal encajadas por Kaspárov, ya que otro de los «puntos del día» era la elección de una nueva directiva.

El 10 de junio votaron el acuerdo. Consistía, básicamente en: Reconocer el papel directivo de la FIDE. La FIDE reconocería a la GMA como el órgano representativo de los grandes maestros. Se crearía una comisión de expertos que elevaría sus propuestas a la Asamblea General de la FIDE. La promoción del ajedrez en el mundo estaría en manos de una asociación con miembros de la FIDE y la GMA, financiada conjuntamente. Y por último se organizaría conjuntamente el ciclo para el campeonato mundial.

Durante las deliberaciones se discutió si el acuerdo dejaba o no el manos de la FIDE el poder de decisión. Timman, Kok y Ljubójevic afirmaban que en caso de no salir la propuestas dimitirían, dimisión que los dos primeros ya había intentado ante Kaspárov en febrero de 1989. La propuesta se aprobó por un escaso margen: cuatro votos nulos, 52,2 en contra y 67,8 a favor (los decimales se deben a que el valor de los votos dependían de un porcentaje).

A continuación se votó la junta directiva: Kaspárov (115,2 votos), Timman (79,1 votos), Larsen (74,1 votos), Short (69,3 votos), Ljubójevic (66,6 votos), Kouatly (60 votos), Beliavsky (57,2 votos). Kárpov se había quedado fuera de la junta directiva. Una vez proclamada la nueva directiva Kaspárov dimitió. Se habría de suponer que Kaspárov dimitió porque estaba en contra del acuerdo, pero la excusa que dio fue que al no haber salido Kárpov estaba en inferioridad psicológica, ya que se debía ocupar del campeonato del mundo y de los problemas de la GMA. Su dimisión habría de ser temporal, hasta la conclusión del encuentro por el campeonato del mundo.

Ahora la duda era si la GMA podría subsistir sin Kaspárov. Kaválek expresó sus dudas: «¿El poder de convocatoria de la GMA va a depender de la imagen de unidad que usted [Kaspárov] dé en el futuro?». A la sazón Timman asumiría la presidencia de la GMA.

Índice

El cisma del ajedrez
El cisma del ajedrez: La GMA y la primera copa del mundo
El cisma del ajedrez: Tensión entre la GMA y la FIDE
El cisma del ajedrez: La asamblea de Murcia 1990
El cisma del ajedrez: La asamblea de la FIDE de 1990
El cisma del ajedrez: Linares 1991, categoría 17
El cisma del ajedrez: La segunda copa del mundo y el ciclo del campeonato del mundo
El cisma del ajedrez: La creación de la PCA; el cisma definitivo
El cisma del ajedrez: Los dos mundiales
El cisma del ajedrez: La época de los dos campeones y el primer ciclo mundial
El cisma del ajedrez: El fin del cisma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s