El cisma del ajedrez: Tensión entre la GMA y la FIDE

La tensión entre la FIDE y la GMA subiría en el torneo el I Campeonato Europeo de Ajedrez Rápido, celebrado en Gijón entre el 31 de mayo y el 4 de junio. Por entonces el ajedrez rápido (30 por jugador) era una novedad. Este torneo lo ganó Kárpov. El campeonato fue polémico desde el principio. En la asamblea de la FIDE de 1986 (Dubai) se había decidido, sin mucha justificación, extender la organización del ciclo del campeonato del mundo de dos a tres años. Quedaba, pues, un vacío de torneos que había que llenar, y se decidió organizar estos torneos «rápidos», como otra modalidad cualquiera de la FIDE. Las protestas fueron inmediatas, centradas, sobre todo, en que el menor tiempo habría de redundar en la calidad de las partidas. Alexéi Suetin abanderó esta crítica, y poco después algunos maestros soviéticos firmaron un manifiesto de crítica a esta modalidad. Para impulsar la modalidad la FIDE pretendía conceder títulos de MI y GM específicos, lo que redundaría en una minusvaloración de los títulos a causa de su inflación. La GMA tomo partido en la disputa oponiéndose a la concesión de estos títulos. Sin embargo su oposición tenía motivos muy diferentes. La GMA pensaba que las partidas rápidas podrían televisarse, y pretendía controlar la organización de estos eventos. De momento el problema esta de infraestructura, y el que la FIDE se lanzase a organizar estos torneos significaba que ellos no podrían monopolizarlos. La GMA boicoteó el campeonato de Gijón, por lo que no estuvieron ajedrecistas tan importantes como Kaspárov, Timman, Ljubójevic y Pórtisch. De los 45 primeros de la lista ELO sólo media docena estuvieron en Gijón.
El torneo de Belfort comenzó entre rumores de bancarrota de la FIDE. La FIDE y la GMA se estaban enfrentando por la organización de los torneos. En principio la FIDE y la GMA no tendría porqué enfrentarse. La GMA debería organizar torneo y buscar patrocinadores para sus afiliados, mientras que la FIDE era, más que nada, un árbitro internacional en el mundo del ajedrez, la promoción del ajedrez y la celebración del campeonato del mundo. Nada de esto pretendía la GMA, que estaba compuesta, recordémoslo, sólo por grandes maestros, y no todos. Por su espíritu elitista eliminaba a muchas personas que había hecho del ajedrez su profesión. Sin embargo, los cierto es que la FIDE y la GMA se enfrentaban, y se enfrentaban por la organización de los grandes torneos. Y también de la venta de derechos informativos, cosa que la GMA pretendía dominar y que no hizo tan bien como presumía. La GMA descuidaba la relación entre el torneo y la prensa. Si la GMA trataba de hacer rentable el ajedrez, la FIDE trataba de hacerlo en su lugar. El divorcio entre la GMA y la prensa se hizo patente en el torneo de Barcelona 1989. Sólo dos medios: el diario deportivo «Marca» y el diario «ABC» informaron del evento en España.

La asamblea de la FIDE que se celebró (como es habitual) durante la olimpiada de Salónica 1989 fue dramática. Allí se dieron cita 107 selecciones nacionales. Se llegó a hablar de la posibilidad de hacer varias federaciones. El enfrentamiento entre federaciones comenzó por el sistema de voto: un voto por federación o votos proporcionales al número de afiliados. En el fondo una lucha entre los países que tradicionalmente dominaban el ajedrez y los nuevos afiliados. Entre tanto la GMA trataba de dominar la asamblea, amenazando con romper la baraja y quedarse con la organización del ciclo del título mundial. Los ataques de Kaspárov a la FIDE eran cada día más violentos, y se llegó a pensar en una sanción. Por suerte o por desgracia, tras la algarabía todo quedó como estaba: sin solucionar.

Entre tanto las cosas se le ponía más difíciles para Kaspárov en la URSS. Fue nombrado presidente de la Federación Soviética de Ajedrez Vitaly Sebastianov, que no tenía muchas simpatías por el campeón. La URSS comenzó a dar permisos a más jugadores soviéticos para que participasen en torneos «competencia» de los de la GMA. El Open de Nueva York de 1989 contó con 13 jugadores soviéticos de élite, entre ellos Gata Kamsky que desertó al finalizar el torneo. Kaspárov no integraría el equipo de la URSS en el campeonato mundial por equipos de Lucerna 1989. La GMA organizó un torneo en Belgrado. Era un Open para grandes maestros que consiguió reunir a 100 GM, además de 78 MI y así hasta completar 258 participantes. Todo un éxito, que ninguno de los presentes confiaba en que se volviera a repetir, ya que uno de los factores decisivos fue el viaje gratis que la JAT (Líneas Aéreas Yugoslavas) ofreció a sus participantes. Además se organizó muy poco después de la Olimpiada y muy cerca de Salónica.

Al tiempo que la FIDE organizaba el Mazatlán (México) la fase final de I campeonato del mundo de Active Chess (30 minutos), que ganó Kárpov, la GMA organizaba en Madrid (España) un gran encuentro URSS – Resto del mundo de ajedrez rápido (25 minutos), con la exhibición de partidas de blitz (relámpago, 5 minutos) que por entonces estaba naciendo como modalidad entre la élite del ajedrez. Este encuentro fue retransmitido por el Canal 4 de la televisión británica. La diferencia de nombre y tiempo entre la modalidad de la FIDE y la GMA revela cuán enconados eran las posturas. La GMA anunció que el total de premios de este torneo (18,5 millones de pesetas) sería destinado a los países del tercer mundo (repartido entre la UNIFEC y el Fondo Soviético de Ayuda a la Infancia), lo que era un ataque a la FIDE, por ser esta la que promociona el ajedrez en los países subdesarrollados. Finalmente este premio fue a paliar a los damnificados del terremoto de Armenia que se produjo durante el evento. La Federación Soviética de Ajedrez no consideró al equipo de la URSS como un equipo oficial, ya que ella no tramitó los permisos, sino que «eran un grupo de amigos de Kaspárov». Por su parte la FIDE no quería darse cuenta de que el torneo se estaba celebrando.

Durante el torneo de Madrid la GMA anunció que pretendía organizar los cuartos de final del ciclo del campeonato del mundo, cosa que al final no conseguiría. La FIDE estaba contra las cuerdas, pero aquí Kaspárov comenzó su declive. Las declaraciones del campeón eran cada día más violentas, y muchos de los asociados a la GMA no estaban de acuerdo con él. Se comportaba como si su opinión fuera la de la GMA, lo que provocó la aparición de las disensiones dentro de la asociación. Las divisiones internas permitieron que el encuentro de Madrid se organizase sin contar, casi para nada, con la GMA.

La GMA perdía prestigio debido a su carácter elitista, pero continuaba organizando torneos como el de Cannes 1989 entre veteranos y jóvenes GM. Las disensiones se mostraban en público. András Adorján, en replica al libro de Kaspárov «El hijo del cambio», escribió su libro «El cambio del hijo», donde se muestra un Kaspárov desmitificado. Dos de los directivos de la GMA (Kok y Timman) dimiten.

Índice

El cisma del ajedrez
El cisma del ajedrez: La GMA y la primera copa del mundo
El cisma del ajedrez: Tensión entre la GMA y la FIDE
El cisma del ajedrez: La asamblea de Murcia 1990
El cisma del ajedrez: La asamblea de la FIDE de 1990
El cisma del ajedrez: Linares 1991, categoría 17
El cisma del ajedrez: La segunda copa del mundo y el ciclo del campeonato del mundo
El cisma del ajedrez: La creación de la PCA; el cisma definitivo
El cisma del ajedrez: Los dos mundiales
El cisma del ajedrez: La época de los dos campeones y el primer ciclo mundial
El cisma del ajedrez: El fin del cisma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s