Robert James (Bobby) Fischer

Robert James Fischer, conocido normalmente como Bobby Fischer, nació en Chicago el 9 de marzo de 1943. En 1949 Bobby y su hermana Joan aprendieron juntos a jugar al ajedrez las instrucciones que venían en juego que les regalaron. A pesar de ser solo un niño de 6 años, su fascinación por el ajedrez fue en aumento y disfrutaba mucho con su progreso, al resolver las complejidades del juego. El 17 de enero de 1951 jugó una partida en simultáneas en contra del maestro Max Pavey pero perdió rápidamente. Pocas semanas después, Fischer se unió al Club de Ajedrez de Brooklyn dirigido por el Sr. Carmine Nigro, y rara vez faltó a las prácticas los viernes por la tarde en los siguientes años. En el año de 1953, Bobby Fischer jugó su primer torneo de ajedrez en el Club de Ajedrez de Brooklyn a la edad de 10 años, terminó en quinto lugar. En junio de 1955, se hizo miembro del Club de Ajedrez de Manhattan y muy pronto ganó los campeonatos de la Clase C y Clase B. Se le brindaba la oportunidad de competir en contra de los jugadores más fuertes del Club. Reshevsky dio una exhibición simultánea a la ciega en la cual Fischer derrotando al Gran Maestro. En julio Fischer ganó 2 juegos, empató 6 y perdió 2 en el Campeonato Juvenil de Ajedrez Rápido de los Estados Unidos en Lincoln, Nebraska. Fischer terminando en tercer lugar. En 1956 jugó el Trofeo Lessin J. Rosenwald, por entonces considerado el campeonato de EE UU oficioso, y logró la octava plaza. En marzo de 1957 jugó dos partidas contra el antiguo campeón mundial Max Euwe en Nueva York, empatando una partida y perdiendo otra.A los catorce años se proclamó campeón absoluto de los Estados Unidos, Campeonato 1957/58 de EE UU y Zonal con 8 victorias, 5 empates y cero juegos perdidos. A los 15 años se obtuvo el título de Gran Maestro, convirtiéndose en el GM más joven de la historia. Fue en Portoroz, tras empatar su partida con Glígoric y acceder al Torneo de Candidatos. Representó a EE UU en tres olimpiadas, y en todas ellas obtuvo buenos resultados. Con excepción del Torneo de Santa Mónica en 1966, Bobby Fischer ganó todos y cada uno de los Torneos de Ajedrez de los Estados Unidos en que participó. Fischer abandonó la escuela para convertirse en jugador de ajedrez profesional. Los registros académicos de Bobby Fischer indicaban que tenía un cociente intelectual de 180, con una increíble memoria retentiva.

Jugó tres interzonales en el primero (1959, Mar del Plata) ganó Mijaíl Tal, en el segundo (1962, Estocolmo) ganó el interzonal pero cayó derrotado ante Petrosian en el torneo de candidatos de Curazao. En 1959 Fischer había jugado cuatro torneos internacionales antes del Torneo de Candidatos. En el torneo de EE UU de 1963 ganó las once partidas que disputó, y sacó 3,5 puntos a Evans, que quedó segundo. Fischer comenzaba a acusar de persecuciones al mundo del ajedrez. En enero de 1963, Fischer anunció que boicoteaba los torneos de la FIDE hasta que los rusos dejaran de manipular el ajedrez. Estuvo cinco años retirado del ajedrez internacional. Sólo compitió en EE UU y el las olimpiadas, representando a su país. En 1966 volvió, quedó segundo en Santa Mónica, y en 1967 ganó los torneos de Mónaco, Skopje y participó en el interzonal de Susa (Túnez), pero abandonó el torneo por diferencias con la organización, alegando sus creencias religiosas. En noviembre de 1970, Pal Benko cedió su turno en el Interzonal de Palma de Mallorca para que Fischer participara. Este será su tercer interzonal. Fischer ganó el evento con 15 victorias, 7 empates y 1 derrota.

Fischer ganó muchos torneos en su carrera, pero sin duda los resultados más impresionantes de su carrera fueron los que le llevaron a ser candidato al título mundial en 1971, eliminando por tanteos escandalosos a Taimánov (6-0) en Vancouver, Canada, en junio; a Larsen (6-0) en Denver, Colorado en julio; y a Petrosian (6-2) en Buenos Aires, septiembre. El juego de Fischer maduró mucho tras su paso por Europa. Era un gran táctico y tenía un gran sentido posicional, pero lo que realmente le distinguía era su voluntad de ganar todas las partidas, incluso aunque tuviera matemáticamente ganado el torneo. Nunca se conformó con unas tablas de grandes maestros.

Para entonces su comportamiento ya era muy excéntrico. Aunque hay que ser justos, muchas de las condiciones que él exigía: condiciones más dignas de juego, cambios en la estructura de la FIDE, mejores retribuciones económicas, fueron aceptadas más tarde, y beneficiaban a todos los jugadores. El encuentro por el título mundial comenzó el 11 de julio de 1972, da comienzo contra el campeón mundial, el soviético Boris Spassky, en Reikiavik, Islandia. Fue uno de los campeonatos más polémicos de la historia del ajedrez. No sólo se trataba de un encuentro por el título mundial. En plena guerra fría se convirtió en un duelo por la hegemonía mundial. Spassky era su rival más difícil. Le había batido en múltiples ocasiones.

Fischer no compareció el 1 de julio, día de comienzo del encuentro, porque consideraba que las condiciones económicas no eran dignas. Cuando se estaba a punto de cancelar el encuentro Jim Slater (un mecenas) donó 50.000 libras para la bolsa de premios. Fischer perdió la primera partida, y no se presentó a la segunda, por lo que se la dieron por perdida. Esta vez la excusa fue que le molestaban las cámaras de televisión y hubo que ocultarlas. Pero a la postre se Fischer se impuso a Spassky por 12,5 a 8,5, (7 victorias, 3 perdida y 11 tablas) en medio de acusaciones de todo tipo: desde espionaje a brujería. El encuentro terminá el 1 de septiembre de 1972. Estas fueron las últimas partidas oficiales de Fischer. Cuando en 1975 le tocaba defender el título ante Anatoly Kárpov no se presentó (3 de abril de 1975) y fue despojado de su título.

Bobby Fischer ha sido un jugador maravilloso capaz de encontrar sobre el tablero las más fantásticas jugadas. Su condición de estadounidense en plena guerra fría, capaz de vencer a la todopoderosa escuela soviética, le rodearon de un halo mítico como a ningún otro jugador de la historia, incluido Capablanca. No cabe duda que Fischer popularizó tremendamente el ajedrez, ya que las circunstancias polémicas que rodearon sus principales encuentros hicieron que se interesasen por el ajedrez personas de lo más diverso. Su decisión de abandonar el ajedrez tras conseguir el título mundial no ha hecho más que agrandar su leyenda. Hasta la irrupción de Kaspárov muchos le consideraban aún el campeón del mundo, y eso a pesar de que Kárpov ya había demostrado ser muy superior a todos los jugadores desde 1975 hasta 1985. Incluso hoy en día hay quien aún le considera el mejor jugador del mundo; aunque son sólo unos pocos románticos. Durante mucho tiempo Fischer tuvo el récord de puntuación ELO (2785) que constituyó una cifra inalcanzable hasta que Kaspárov la supero en diciembre de 1989 (2795 puntos ELO, en el torneo de Tilburg).

A partir de entonces sus manías persecutorias, ficticias o reales, se multiplican. En 1978 Fischer demanda a la revista Worlwide Church of God acusándoles de que los escritores grabaron sus conversaciones sin su consentimiento. Después acusó a la Iglesia por no cumplir su promesa de financiar la demanda. El 26 de mayo de 1981 fue arrestado en Pasadena bajo la sospecha de robar un banco. Rehusó a contestar algunas preguntas y fue arrestado. En 1982 publicó: «Yo fui torturado en la cárcel de Pasadena», bajo el seudónimo de Robert James.

Fischer ve en las máquinas y en las reglas del ajedrez una traba para la imaginación. En 1988 patento el «Reloj Digital de Ajedrez Fischer», el cual agrega 2 minutos por jugada. Los relojes digitales actuales tienen muchas más funciones, y más interesantes, pero en esto fue, junto con Brónstein, un pionero.

Fischer desapareció de la competición, pero desde su condición de mito del ajedrez acusó a todos los grandes ajedrecistas que le siguieron de hacer trampas. En 1992 (30 de septiembre) jugó de nuevo un encuentro contra Spassky en Sveti Stefan y Belgrado, y que ganó de nuevo por 10 victorias, 5 derrotas y 15 tablas, en el que se empleó su reloj. Este encuentro se jugó en plena guerra de Servia contra Bosnia-Herzegovina. Estados Unidos había decretado un embargo contra Servia y este encuentro lo rompía. Fischer mostró una orden del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos advirtiéndole de que violaría las sanciones de las Naciones Unidas si jugaba en Yugoslavia. Fischer escupió en la orden (1 de septiembre), lo que le valió la persecución de la justicia estadounidense. Nunca volvió a EE UU. Se estableció en Budapest. En 1996 Fischer viajo a Argentina para promover su ajedrez aleatorio, en donde la posición inicial de las piezas se sortea antes de la partida. Esto invalida el conocimiento de aperturas de ajedrez regular, y según él la ventaja de los ordenadores sobre los humanos, sin embargo es precisamente en estas posiciones en las que la táctica es crucial donde los ordenadores son más fuertes.

En la actualidad, Fischer vive refugiado en Japón. Su actitud, quizá ya desde 1972, revelan los síntomas de una enfermedad mental que hoy en día es evidente.

Campeonatos del mundo

Año: 1972
Ciudad: Reikiavik (Islandia)
Contrincantes: Spassky contra Fischer
Resultado: 8,5 – 12,5
Campeón: Fischer (7 ganadas, 3 perdidas, 11 empatadas)

Año: 1975
Ciudad: Manila (Filipinas)
Contrincantes: Fischer contra Kárpov
Resultado: Incomparecencia de Fischer
Campeón: Kárpov

Frases célebres que se le atribuyen

  • «El Ajedrez es la Vida».
  • «Me gusta su estilo de juego. En él no hay tablas de grandes maestros».
  • «Cualquiera que entienda de ajedrez sabe que, salvo por el titulo, soy el campeón en todo. Ya hace mucho tiempo que soy el mejor».
  • «En el ajedrez hay dos tipos de jugadores: los buenos y los duros. Yo soy de los duros».
  • «En el ajedrez, igual que en todo, hay que arriesgarse y quizá, en cambio, es el único deporte donde no sirve nadar y guardar la ropa a un tiempo».
  • «Soy un individuo detestable. Mis ideales son el ajedrez y el dinero. Quiero ser riquísimo. Todos quieren serlo, pero ninguno lo dice. ¿Es pecado?».
  • «Nunca he considerado a Aliojin como mi héroe ni me atraía su estilo… pero en toda la historia del ajedrez nadie se puede comparar con él por su profundidad en la comprensión de las posiciones».
  • «Petrosian sabía detectar y alejar el peligro veinte jugadas antes de que este surgiera».
  • «No me gustaría ser inmodesto, pero no es necio decir la verdad: soy yo».(Al ser preguntado sobre quien consideraba que era el mejor jugador del mundo).
  • «Solo una distracción te puede constar una partida. El ajedrez requiere una total concentración. Muchos jugadores solo usan una fracción de su energía. Guarda tu mente completamente en el juego. Juega a ganar. A nadie le interesan tus excusas cuando pierdes.
  • «Sabia detectar y alejar el peligro veinte jugadas antes de que se produjera». (Se refería a Petrosian).
  • «Casi han arruinado el ajedrez».
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s