Tigran Petrosian

Tigran Vartanóvich Petrosian nació en Tiflis (Georgia) el 17 de junio de 1929 y murió el 13 de agosto de 1984 en Moscú, de padres armenios. Fue en 1940 cuando sus compañeros del círculo de Pioneros le enseñaron el movimiento de las piezas. Aprendió a jugar estudiando los libros de Nímzovitch. Así se convirtió en un maestro de la profilaxis. Durante la segunda guerra mundial quedó huérfano, y el ajedrez le proporcionó las estabilidad psicológica necesaria para superar el trance. Poseía una intuición magnífica para detectar problemas y para jugar finales. Nunca fue un jugador que ganase muchas partidas. No solía ganar los torneos en los que participaba, pero en los encuentros individuales era imbatible.Empezó siendo campeón en Armenia. En 1946 se instalo en Ereván (capital de Armenia) pero pronto se dio cuenta de que debía transladarse a uno de los centros importantes del ajedrez. Aprovechando su clasificación para el campeonato soviético, se instaló en Moscú en 1951. Este año ganó el campeonato de Moscú, ganó una de las semifinales del campeonato soviético y a punto estuvo de ganar la final. Su ascenso hacia la corona mundial fue lenta. Obtuvo dos campeonatos de la URSS (1959 y 1961) y dos subcampeonatos (1958 y 1960).

En la interzonal de Curazao (Brasil) de 1962 a falta de cinco jornadas y con Keres y Géller como rivales, afirmó que ganaría el torneo quien no perdiera ninguna partida hasta el final. Con tremenda sangre fría hizo cinco tablas, mientras que sus rivales ganaban y perdían partidas. A la postre él fue quien se clasificó. Al año siguiente arrebató la corona mundial al todo poderoso Botvínnik. Reafirmó su título al ganar la primera vez a Spassky, pero no pudo derrotarle la segunda.

La capacidad de Petrosian para valorar una posición era prodigiosa. Fischer dijo que «sabia detectar y alejar el peligro veinte jugadas antes de que se produjera». Uno de los puntos fuertes del juego de Petrosian es que sabía cambiar unas ventajas por otras. A veces una ventaja posicional, o la movilidad de las piezas, es más importante que una ventaja material o una defensa pasiva. Sabía cuando, en una determinada posición, convenía cambiar de plan. Cuando tenía una ventaja raramente la perdía.

Petrosian defendió el título mundial frente a Spassky en dos ocasiones. Ambos fueron encuentros con mucha tensión. En 1966 logró retenerlo pero lo perdió en 1969. A pesar de haber perdido el título mundial estuvo jugando en la élite del ajedrez hasta su muerte en 1984. Sus resultados deportivos fueron, incluso, mejores que cuando era campeón mundial. Es el excampeón mundial que mejores resultado tuvo tras su reinado. Fue seleccionado en cuatro ocasiones para los siguientes ciclos de candidatos (1971, 1974, 1977 y 1980), participó en 23 torneos internacionales de primera línea, ganando ocho y quedando segundo en nueve. Consiguió dos campeonatos de la URSS. Representó a la URSS en las olimpiadas en diez ocasiones, y ganó seis veces el premio al mejor resultado individual. En esta competición de las 130 partidas que disputó ganó 79 y perdió tan sólo en una ocasión. En los últimos años se volcó en la enseñanza del ajedrez de los más jóvenes. A Petrosian le gustaban las posiciones cerradas, donde podía luchar por la posesión de una casilla. Solía mover las piezas lentamente, casi con mimo. No es un campeón apreciado por el gran público, pero sus partidas son un prodigio de sutilezas para quien sabe verlas.

Campeonatos del mundo

Año: 1963
Ciudad: Moscú (Rusia)
Contrincantes: Botvínnik contra Petrosian
Resultado: 9,5 – 12,5
Campeón: Petrosian (5 ganadas, 2 perdidas, 15 empatadas)

Año: 1966
Ciudad: Moscú (Rusia)
Contrincantes: Petrosian contra Spassky
Resultado: 12,5 – 11,5
Campeón: Petrosian (4 ganadas, 3 perdidas, 17 empatadas)

Año: 1969
Ciudad: Moscú (Rusia)
Contrincantes: Petrosian contra Spassky
Resultado: 10,5 – 12,5
Campeón: Spassky (6 ganadas, 4 perdidas, 13 empatadas)

Frases célebres que se le atribuyen

  • «Tal es un gran jugador, un excelente competidor y un fenómeno peculiar del ajedrez».
  • «De todos los campeones del mundo quien tiene mejor salud es Tal. Ningún otro hubiera sobrevivido ni siquiera un año si padeciese todas las enfermedades que él».
  • «El ajedrez es un juego por su forma, un arte por su contenido y una ciencia por su dificultad. Pero si usted aprende a jugar bien, sentirá entonces una gran alegría».
  • «Las victorias de Fischer son un enigma para mi».
  • «Gracias al ajedrez muchos hemos conocido la alegría de la creación intelectual».
  • «Dicen que mis partidas deberían ser más interesantes. Yo podría ser más interesante… y también perder».
  • «Si tu contrincante quiere jugar la defensa Holandesa, ¡no deberías impedírselo!».
  • «Nunca olvidaré la alegría experimentada por las maniobras de mi torre… Creo que un pintor tiene el mismo sentimiento cuando ve claramente que su idea se ha realizado en el lienzo». (Se refiere a una de sus partidas: Petrosian-Taimánov, 22º Campeonato de URSS, Moscú, 1955).
  • «El mejor entrenador del ajedrecista es uno mismo».
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s