Bill Brandt

Bill Brandt – Nude Campden hill – 1949

Del retrato de una sociedad a la búsqueda insaciable de la belleza. Así se podría resumir la trayectoria artística de Bill Brandt (1904 – 1983).

Aunque nace en Alemania siempre se consideró británico, especialmente tras los horrores de la primera y la segunda guerra mundial. Tras la Primera Guerra Mundial contrajo la tuberculosis, y pasó su convalecencia en Davos (Suiza), que por entonces no solo era una ciudad sanatorio para tuberculosos, si no una activa ciudad cultural. Tras curarse, y con sus los contactos que ha hecho en Davos, viaja a Viena, donde conoce a Ezra Pound, su primera modelo, que le introducirá en los círculos vanguardistas de París. En 1929 conoce a Man Ray, para el que trabajó durante tres meses, y que, junto a André Kertész y de Eugène Atget, le introduciría en los principios del surrealismo.En 1930 regresa al Reino Unido, donde trabaja como freelance para revistas como Lilliput, Picture Post, y Harpers Bazaar.

En 1933 se muda a Londres y comienza una serie que trata de documentar todos los niveles de la sociedad británica, desde la burguesía más rica, con sus criados, hasta los mineros que se están quedando en paro. Fruto de ese trabajo son dos libros, The English at Home (1936) y A Night in London (1938).

Durante la Segunda Guerra Mundial documenta para el gobierno británico la vida en los refugios antiaéreos. También hará fotografías arquitectónicas para el National Building Record, una serie de retratos a poetas de la época, y una serie de paisajes en Yorkshire con Emily Brontë.

Tras la guerra abandona la fotografía documental y se centra en los paisajes, los retratos y lo que le dará fama mundial: los desnudos.

Bill Brandt – Francis Bacon – 1963

Aquí rompe todas las reglas. Sus desnudos son auténticos estudios estéticos del cuerpo femenino. Emplea puntos de vista sorprendentes, pero sobre todo grandes angulares y ojos de pez que distorsionan el cuerpo para encontrar una belleza nueva, muy influenciado por el gusto surrealista. También utiliza aperturas muy pequeñas, con lo que es reconocible el entorno, al principio habitaciones, pero pronto las playas Normandía o Niza. Brandt dirá sobre las imágenes obtenidas con su ojo de pez: «eran al mismo tiempo reales e irreales, sólidas y fluidas, tangibles y sin embargo ampliamente dilatadas, como salidas de una cámara fotográfica de fantasía». Fruto de ese trabajo es el libros Perspective of nudes (1961).

También retratará a personajes famosos de su época: Pablo Picasso, Francis Bacon, Graham Greene y Peter Sellers. Sobre el retrato dirá: «creo que un buen retrato debe expresar algo del pasado de la persona y dejar entrever algo de su futuro».

Fuentes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s