GNU para fotógrafos: digiKam, algo más que un visor

Aunque en GNU/Linux podemos ver las miniaturas RAW directamente en el gestor de ventanas lo normal para ver, clasificar, organizar y tratar elementalmente nuestras fotos es un programa dedicado a ello. En este sentido digiKam es una herramienta ideal. Pensada para el entorno de escritorio KDE, está disponible para cualquier otro.

Sigue leyendo

Creer en la ciencia

Con frecuencia, discutiendo con los integristas religiosos cristianos (los más peligrosos ya que están infiltrados en las sociedades democráticas socavando sus principios), te terminan soltado que: «tú crees en la ciencia y yo creo en Dios-la Biblia»; o que: «la ciencia dice hoy una cosa y mañana otra, confundiéndote, mientras que la religión siempre dice lo mismo, y así tienes algo seguro en lo que creer». Sigue leyendo

Mario Cresci

Anziana regge una foto di famiglia

Cuando todo el mundo esperaba fotografiar con su cámara el momento decisivo Mario Cresci (1942-) se las piensa.

Aunque no tiene una formación inicial en el mundo de la fotografía ya en 1967 gana el premio Niepce italiano, y en 1969 trabaja para la revista Elle en París, pero pronto se asentará en Matera, en la región de Basilicata, Italia, donde desarrolla lo mejor de su obra, identificándose profundamente con la región. Es uno de esos fotógrafos con los que se puede reconstruir la vida y las costumbres de un tierra, en su presente y en su pasado. Sigue leyendo

Alexánder Aliojin (Alekhine)

Alexánder Aliojin (Alekhine en francés) nació en Moscú el 31 de octubre de 1892 y murió en Estoril el 24 de marzo de 1946. Aprendió a jugar a de niño, pero no destacó hasta su adolescencia. Procedía de una familia noble de Rusia. Sus padres desatendieron la educación de sus hijos, fue criado por su abuela. Su padre era ludópata y su madre murió alcoholizada en 1913. Tendencia al alcoholismo en la que calló el propio Aliojin. A pesar de todo Aliojin no descuidó su formación, conocía varios idiomas y se licenció en Derecho. Sigue leyendo

Alfonso X el Sabio

El ajedrez llega a Europa de la mano de los musulmanes a través de al-Ándalus y las cruzadas. El juego se hace muy popular, sobre todo en el Imperio y el España. Con el avance de la Reconquista el ajedrez no cae en el olvido, sino que es practicado por los nobles y clérigos cristianos.

Durante la Edad Media se escriben al menos cuatro obras sobre el ajedrez, por parte de los judíos. El más destacable es el «Poema de ajedrez» atribuido al célebre rabino sefardita Abraham ibn Ezrah (1092-1167). El ajedrez se considera juego de nobles y se llega a prohibir su práctica al pueblo. Se recomienda comenzar su enseñanza a los seis años. Sigue leyendo