Arnold Newman

Igor Stravinsky

Hay fotógrafos que se hacen famosos por retratar gente famosa, Arnold Newman (1918 – 2006) no, Arnold Newman contribuye a la leyenda de las estrellas creando ese retrato por que es serán recordadas para siempre.

Arnold Newman estudia dos años pintura y dibujo en la universidad de Miami (1936), pero al no poder proseguir sus estudios se traslada a Filadelfia donde trabajará en un estudio de retratos a 49 centavos. Regresa a Florida en 1942 para gestionar un estudio de retratos en West Palm Beach, y en 1945 abre su propio estudio en Miami Beach. En 1946 se instala en Nueva York, abre su propio estudio y trabaja como fotógrafo independiente para Fortune, Life y Newsweek.

Arnold Newman retrató a todos los grandes artistas, políticos, deportistas y prohombres de su época. Son famosos sus retratos de Marlene Dietrich, John F. Kennedy, Harry S. Truman, Piet Mondrian, Picasso Pablo, Arthur Miller, Marilyn Monroe, Ronald Reagan, Mickey Mantle, Audrey Hepburn, etc.

Sus retratos se caracterizan no solo por sacar el «alma» y la psicología de la persona, si no que la coloca en su entorno, con aquellos objetos y en aquellos ambientes que definen su obra. Aunque no se sepa muy bien quién es la persona retratada el entorno nos va a dar la pista definitiva de a qué se dedica y por qué es famoso. Afirma: «No quería que se tratara solamente de una fotografía. El segundo plano tenía que sumarse a la composición y ayudar a comprender al personaje. Hacer sólo el retrato de alguien famoso no significa nada». Y «La fotografía, por sí misma, debe excitar e interesar al espectador». Esto no evitará que tenga una «tendencia a la abstracción, unida al interés por situar a la gente en su entorno natural», con el fin de «mostrar también las relaciones del sujeto con su mundo…»

Normalmente trabaja en blanco y negro, pero no renunciará al color como en los retratos del exjefe nazi Alfried Krupp en una de las fábricas donde trabajaba manos de obra esclava, y el emperador Haile Selassie I de Etiopía, donde muestra toda su megalomanía.

La obra de Arnold Newman no se agota en los retratos, también destaca en los bodegones, cuidadosamente compuestos y con una notable tendencia hacia la abstracción.

Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s